martes, 17 de septiembre de 2013

EL FINAL DEL VERANO

Ultimas tardes de verano...  El verano ha comenzado a despedirse, las playas ya empiezan a estar desiertas... los bañistas se han marchado, han cambiado el bañador por el uniforme de trabajo (todo áquel que no esté parado...) Las sombrillas y toallas que ayer la arena cubrían, han dejado espacio a las gaviotas que hambrientas buscan su presa.

Ultimas tardes de verano... Las playas empiezan a estar desiertas y los arenales ya sólo los pasea algún triste caminante, un nostálgico escritor... algún inspirado pintor...un loco compositor... que intenta registrar en la soledad de la playa su foco de inspiración.

Ultimas tardes de verano... El verano se despide y vestido ya con los primeros avances de la moda otoñal, nos entrega sigiloso un  mustio paquete de nostalgias empaquetado con el recuerdo de aquellos días de felicidad... de descanso... de reencuentro con amigos y familia... de juegos y risas de niños... de amores recien nacidos... 

Por María Celeste Orjales Prado. (17/Septiembre/2013)
 

El verano, el calor y el sol son portadores de alegría y diversión y el frío del invierno trae con él la nostalgia y la reflexión. Intenta pasar feliz cada estación, dando gracias a Dios por vivir.