domingo, 11 de agosto de 2013

AROMAS DIFERENTES

Regálame flores...

Regálame flores, pero no ésas que perfuman mi habitación... no ésas que se marchitan en un jarrón... no ésas que pierden su olor...

Regálame la rosa de tu presencia y la orquidea de tu amistad.
Regálame el iris de tu mirada y el lirio de tu confianza.
Regálame el jazmín de tu corazón y la azucena de tu palabra.

Regálame flores...

Regálame flores con aromas de comprensión y de perdón, de esperanza y de ilusión... y con esos aromas, borra el olor del dolor y de la soledad, de la ira y del rencor... 
Regálame flores y hazme un ramo de colores con aromas de paz y de amistad.

Por María Celeste Orjales Prado.  (11/Agosto/2013)