domingo, 7 de julio de 2013

MI ROCA EN LA MAREA, MI FORTALEZA

Tú, mi roca en la marea...
Tú, mi fortaleza...

Eres Tú, la roca a la que acudo en busca de refugio cuando el mal acecha...

Tú, mi roca en la marea...
Tú, mi fortaleza...

Eres Tú, la roca a la que me aferro cuando pierdo la esperanza... cuando la luz del camino se apaga...

Tú, mi roca en la marea...
Tú, mi fortaleza...

 Eres Tú, la roca que me protege cuando el amigo se vuelve enemigo... cuando me siento confundida por los avatares de la vida...

Tú, mi roca en la marea...
Tú, mi fortaleza...

 Eres Tú, la roca en la que me siento segura cuando sube la marea... la que me guía cuando estoy perdida...

Tú, mi roca en la marea...
Tú, mi fortaleza...

Eres Tú,  la roca en la que ciegamente confio porque firmemente me proteges con tu inmensa fortaleza...

Eres Tú, mi roca en la marea.
Eres Tú, mi fortaleza.



Por María Celeste Orjales Prado. 7/Julio/2013