domingo, 13 de octubre de 2013

El recuerdo de bellas palabras

 Rememorando la promesa de una puesta de sol que nunca llegó, hoy disfruto de ésta acompañada de mi soledad buscada, del deleite de la buena música y del sabor de un dulce café caliente.



 Mientras veo al sol ponerse, por mis mejillas resbalan dos lágrimas y un profundo suspiro se me escapa, entonces recuerdo sus bellas palabras:
"Son las lágrimas liberación para el alma y un suspiro es el aire que te sobra por alguien que a tu lado falta".

Por María Celeste Orjales Prado (12/octubre/2013).

No hay comentarios: